Cómo pintar detrás de un radiador

¿Has notado alguna vez que la pintura detrás de tu radiador siempre se descascarilla y se desvanece más rápido que el resto de la pared? Eso es porque la pintura se deteriora más rápido debido al calor. Por lo tanto, si quiere que su trabajo de pintura dure, es importante tomarse el tiempo extra para preparar y pintar la pintura detrás de su radiador. He aquí cómo:

  1. Retire todos los trozos de pintura sueltos. Utilice un cepillo de alambre o una espátula para raspar la pintura descascarillada o desprendida. Si la mancha es especialmente grave, es posible que tenga que lijar la superficie para crear una superficie lisa para pintar.
  2. Limpia la superficie. Tanto si se pinta sobre metal desnudo como sobre una capa de pintura existente, es importante empezar con una superficie limpia. Limpie la superficie con un paño húmedo para eliminar la suciedad, el polvo o la grasa.
  3. Aplicar una imprimación. Cuando la superficie esté limpia y seca, aplique una imprimación destinada a superficies metálicas. Esto mejorará la adhesión de la pintura y evitará la oxidación.
  4. Pinta como siempre. Una vez que la imprimación esté seca, puedes pintar sobre ella como lo harías con cualquier otra superficie de la pared. Elija una pintura de alta calidad para su uso en áreas de alto tráfico para obtener los mejores resultados.
  5. Deje que la habitación se seque por completo antes de volver a colocar los muebles o electrodomésticos. De este modo, la pintura tendrá tiempo suficiente para endurecerse y evitar daños accidentales.

Conclusión
Pintar detrás de su radiador puede parecer una tarea tediosa, pero es importante si quiere que su trabajo de pintura dure. Tomarse el tiempo necesario para eliminar las escamas de pintura sueltas, limpiar la superficie, aplicar una imprimación y dejar que la zona se seque por completo antes de sustituir los muebles o los electrodomésticos garantizará que la superficie recién pintada tenga un aspecto estupendo durante años.