Cómo dormir mejor con estos sencillos consejos

¿Tiene problemas para dormir lo suficiente? No está solo. Millones de personas luchan por descansar bien por la noche. Afortunadamente, existen algunos trucos sencillos que pueden ayudarle a conciliar el sueño más rápidamente y a permanecer dormido durante más tiempo. Veamos algunos de los mejores consejos y trucos para mejorar la calidad del sueño.

Crear una rutina de sueño 

Crear una rutina constante a la hora de acostarse es una de las cosas más importantes que puede hacer para mejorar la calidad general de su sueño. Acostarse y levantarse a la misma hora todos los días ayuda a regular el reloj interno del cuerpo y facilita conciliar el sueño rápidamente. Evita también la cafeína o los tentempiés azucarados al final del día, ya que pueden dificultar conciliar el sueño cuando llegue la hora de acostarse. 

Gestionar los niveles de estrés 

El estrés es una de las principales causas de la dificultad para dormir. Si te encuentras luchando contra el insomnio inducido por el estrés, intenta dedicar algo de tiempo durante el día a actividades que fomenten la relajación, como el yoga o la meditación. Además, evitar conversaciones o temas estresantes justo antes de acostarse puede ayudar a evitar que su mente se acelere cuando está intentando descansar. 

Sonidos de lluvia

Dormirse bajo la lluvia puede ser una de las experiencias más relajantes. El ritmo del sonido de la lluvia contra una ventana, balcón o tejado es la nana perfecta para todos esos momentos en los que cuesta conciliar el sueño. Si necesitas relajarte y disfrutar de un poco de paz antes de irte a dormir, escuchar el sonido de una tormenta al otro lado de la ventana puede ser justo lo que tu cuerpo y tu alma necesitan. Muchas personas descubren que se duermen muy rápidamente después de dejarse envolver por la tranquilidad de la lluvia que cae, ¡e incluso puede resultar más eficaz que contar las proverbiales ovejas!

Sonidos del bosque

Muchas personas encuentran en los sonidos del bosque la forma perfecta de relajarse y desconectar antes de irse a la cama. Escuchar el suave susurro de los árboles, el piar de los pájaros y el fluir de un arroyo cercano puede proporcionar una sensación de serenidad que te adormece profundamente. Sumergirse en la naturaleza es también una forma estupenda de reducir el estrés y la tensión y calmar la mente después de un largo día. Tanto si puedes percibir estos tranquilos sonidos visitando el bosque como si lo haces a través de una grabación en línea, sumérgete en un sueño reparador escuchando la relajante melodía de la Madre Naturaleza.

Sonidos del océano

Dormirse con el sonido del océano puede ser una experiencia tranquila y calmante. El suave batir de las olas puede ser como una canción de cuna, que ayuda a conciliar el sueño más rápidamente. Los estudios han demostrado que escuchar sonidos calmantes como los que produce el océano puede ayudar a reducir las hormonas del estrés y llevar al cuerpo a un estado de «descanso» mucho más rápido que sin la reproducción de ningún sonido externo. Un beneficio adicional de los sonidos del océano es la posibilidad de imaginar escenarios maravillosos en la cabeza: observar estrellas brillantes silueteadas contra un cielo azul, o divisar conchas marinas varadas en playas de arena blanca a la luz de la mañana. Dejarse llevar por estos apacibles pensamientos garantiza dulces sueños.

Mantenerse fresco 

La temperatura corporal desciende de forma natural cuando llega la hora de acostarse, por lo que mantener el dormitorio fresco puede ayudarle a conciliar el sueño más rápidamente. Intenta mantener una temperatura agradable entre 15 y 20 °C (60-67 °F). Si siente demasiado calor o demasiado frío mientras intenta dormir, ajuste la temperatura hasta que encuentre la que más le convenga. Además, llevar un pijama ligero puede ayudar a mantenerte fresco durante la noche.  

Dormir lo suficiente de forma regular es esencial para sentirse lleno de energía durante el día y realizar cualquier tarea lo mejor posible. Siguiendo estos sencillos consejos sobre cómo conciliar el sueño más rápido y permanecer dormido más tiempo, se asegurará de descansar mejor cada noche sin tener que recurrir a fármacos u otras ayudas. Bastan unos pequeños cambios en los hábitos y el estilo de vida para conseguir dormir mejor, y por tanto mejorar la salud en general, ¡en muy poco tiempo!